Imagine que tiene una orden a punto, necesita rápidamente capacidad adicional y no tiene tiempo para esperar un panel nuevo ni a los equipos reacondicionados. Esta podría ser su solución ideal.

En este caso, cuando la máquina o la línea están contratadas, se trae a nuestro taller y es montada en el banco de nuestro almacén para probarla. Partes rotas, deficientes o perdidas se reemplazan para ejecutar las pruebas exitosamente.

Esto garantiza que la máquina esté completa y que sea 100% funcional. Usted puede asistir a la última prueba antes del embarque.

Cuando usted escoge esta opción, mayores riesgos son tomados por Gauder

Suscríbase por email

Suscríbase gratis y esté informado de las oportunidades más recientes!