Usted ha inspeccionado su equipo en los almacenes de Gauder y decide seguir adelante por una solución reacondicionada.

Una vez contratado, Gauder trae la máquina a sus modernos talleres y lo desmonta en partes individuales.

Muchas piezas desgastadas son rechazadas y nuevas piezas son pedidas. Cada componente se limpia en profundidad y eventualmente reparado.

Diámetros, estado de los ejes, cojinetes y bloques de apoyo, los tornillos son revisados individualmente. Los motores eléctricos se abren y reacondicionan cuando es necesario.

Las piezas se pintan con una capa primaria y luego según el color deseado por el cliente en una cabina especialmente dedicada para este fin.

Una vez terminado el trabajo, todo es re-ensamblado para una prueba final (en presencia del cliente si necesario).


Suscríbase por email

Suscríbase gratis y esté informado de las oportunidades más recientes!